Electricista

En este artículo vamos a poner foco sobre una duda que actualmente tienen muchas personas que desean iniciar una carrera profesional en el sector de las instalaciones eléctricas, ocupando así el rol de electricista. Si bien puede ser una duda bastante generalizada teniendo en cuenta que hablamos de una profesión transversal en todo el mundo (obviamente con mayor carga en los países desarrollados), en esta ocasión vamos a centrarnos en el contexto de España.

Para quienes deseen saber más sobre la figura del electricista, concretar que nos referimos a un técnico con conocimientos tanto de electricidad en general, como de instalaciones eléctricas, equipos de consumo doméstico y empresarial y de la reparación de dichas instalaciones. Esto le permite ocuparse de un gran número de las necesidades de servicios que requiere un particular en su hogar incluso de los relacionados con instalaciones por parte de empresas e instituciones públicas.

¿Qué he de saber para trabajar como electricista en España?

En la actualidad, la profesión de electricista en España no está reglada mediante la necesidad de presentar un conocimiento a través de formación específica reglada, por tanto se podría entender que no es necesario tener una titulación concreta para trabajar en este sector, no obstante y como en todas las profesiones, siempre es preciso dos tipos de conocimientos básicos, los teóricos y los prácticos.

Para trabajar como electricista hemos de tener una serie de conocimientos teóricos relacionados con la electricidad, como funciona, como se genera, como se transmite, como protegernos de ella a la hora de manipular elementos por los cuales circula un voltaje determinado, como funcionan y que niveles precisan de que seguridad en cuanto a voltajes se refiere, entre otra gran variedad de aspectos que acaban conformando el día a día laboral de un lampista o electricista. Pero como indicábamos también será necesario tener unos conocimientos prácticos sobre la temática y la profesión, y ello solo se conseguirá a través de la puesta en práctica de los aspectos teóricos que indicábamos en el punto anterior.

Son por tanto altamente importantes las horas que hayamos dedicado al desarrollo de actividades relacionadas con la instalación eléctrica, la utilización de diferentes herramientas comprobando a su vez pros y contras así como los diferentes materiales de los cuales se componen (por ejemplo según si son más o menos aislantes en base al voltaje con el que vayamos a trabajar), los cuadros de luz existentes, etc.

Es por tanto altamente interesante combinar estos dos puntos teórico y prácticos para ser profesionales cualificados y preparados para trabajar en cualquier contexto. Es por ello que se presentan dos opciones muy comunes en nuestro país para llegar a ese grado de conocimiento:

En primer lugar podemos llegar a ser electricistas o al menos a tener los conocimientos necesarios para llegar a serlo, a través del estudio reglado. En este caso existen principalmente opciones de formación profesional como el popular denominado “Electro mecánica” donde se explican aspectos teóricos sobre la profesión, las instalaciones, etc., pero a su vez cuentan con otro gran punto a favor y es que comúnmente estos estudios incluyen a su vez prácticas (que podrán ser o no remuneradas) y que permiten por tanto obtener esa parte que a muchos les falta únicamente tras haber estudiado. Por otro lado hay quienes deciden mejorar su nivel de formación y acceden a formación universitaria, comúnmente ingenierías como la industrial donde se aprenden conceptos más profundos y que permiten a su vez, ser capaces de acometer proyectos de instalaciones eléctricas de mayor envergadura como las relacionadas con grandes superficies industriales, maquinaria, etc.

¿Cómo puedo trabajar de electricista en España?

Para ser electricista ya sabemos que lo primordial es el conocimiento que tengamos como profesional, independientemente de que nuestra formación nos avale dicho conocimiento, si bien es cierto que en las empresas de servicios eléctricos e instalaciones, es más probable, sobre todo en niveles jerárquicos superiores, que se nos exija titulación académica para de este modo simplemente descartar candidatos. Es justamente por este punto anterior, que en las empresas es más probable encontrar a electricistas con formación, por otro lado en el caso de aquellas personas más autodidactas o que han aprendido a través de ser ayudante o aprendiz de otro profesional, suelen trabajar para ellos mismos como autónomos o empresas para evitar estos filtros.

Y es que hemos de recordar que no todo el mundo aprende  en una academia, universidad, instituto, etc., sino que hasta hace unos años, la cantera más importante de profesionales, no solo de la electricidad, sino también de otras profesiones como la carpintería, mecánica, etc., se encontraba en los aprendices de otros electricistas. Este tipo de traspaso de conocimiento ha permitido ir trasmitiendo las técnicas de otros profesionales, pero se han encontrado que actualmente las novedades más disruptivas del sector como la inclusión en el mercado de la tecnología LED, les ha cogido más por sorpresa que a los compañeros de profesión que han cursado formación profesional o ingenierías y donde se les ha explicado con mucho mayor detenimiento no sólo como es la instalación (que al fin y al cabo es muy similar a la de las luces halógenas, etc.), sino como es su funcionamiento, mejoras, durabilidad, entre otros conceptos que permiten ser, en cierto modo, instaladores más completos.

Consejos para ser electricista en España

Por tanto y tras ver toda la información anterior, únicamente nos queda realizar alguna documentación para intentar mejorar nuestras posibilidades de ser electricista:

En primer lugar intentar tener una formación que ya sea o no reglada, nos permita tener un conocimiento muy profundo de las bases de nuestra profesión y es que ello nos permitirá ir construyendo en el futuro sobre dichos conocimientos. También será muy importante estar siempre al día en nuevas tecnologías y aplicaciones, por tanto temas como LED, domótica, etc., han de ser algo conocido para nosotros. Y por último, recordemos estar en agrupaciones y asociaciones de profesionales de la electricidad, así estaremos siempre al día de novedades, cursos, proyectos, entre otros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *