aire acondicionado

En este artículo vamos a hablar sobre un aspecto muy relevante sobre todo ahora que llega la época estival y con ella las altas temperaturas por todo el país, y es que en los hogares actuales un elemento que cada vez está más presente y a su vez parece ser más indispensable, es el aire acondicionado.

Los aparatos o sistemas completos de aire acondicionado, nos permiten mantener una temperatura reducida y controlada en una zona determinada de nuestro hogar (si utilizamos únicamente uno o varios equipos) o todo nuestro hogar u oficina si tenemos sistemas más completos. No obstante uno de los principales problemas o complicaciones que podemos encontrar es a la hora no sólo de elegir la máquina a instalar en cuanto a marca se refiere, consumos, etc., sino a potencia de enfriamiento, y es que las frigorías (unidad que se utiliza para calcular dicha potencia al igual que puede hacerse con los W de las bombillas o los CV de un coche) serán sin duda lo que nos permita conseguir que nuestro hogar obtenga el resultado esperado en cuanto a nivel de frío se refiere o si por lo contrario, aun y realizar toda la inversión y la instalación, nos habremos quedado cortos y seguiremos teniendo sensación de calor.

Por otro lado también está la posibilidad que dado a un error en el cálculo o una mala decisión de compra, acabemos adquiriendo equipos muy superiores a los que necesitamos dados nuestros m2 y tipología de hogar o local, ello acabaría provocando un sobre coste innecesario en nuestra instalación de aire acondicionado.

¿Qué aspectos he de tener en cuenta a la hora de seleccionar mi sistema de aire acondicionado?

Cómo ya hemos avanzado en el punto anterior, lo primero que deberemos tener claro es cuantas máquinas van a componer nuestro sistema de aire acondicionado ya que no va a ser lo mismo planificar un sistema para un loft de 80m2 sin apenas separación entre estancias y con pocas puertas, a otro hogar de 80 m2 con formato dúplex, las habitaciones en la planta superior, el comedor en la planta inferior, entre otras particularidades. De modo que lo primero va a ser saber cuántos m2 hemos de enfriar y como se componen estos metros.

En primer lugar y para iniciarnos con el cálculo de las frigorías necesarias para enfriar nuestro hogar, local, etc., será dividir nuestra superficie en base a las dimensiones de los lugares estratégicos, es por ello que a modo de ejemplo vamos a tomar un comedor de una casa de 200 m2. Hemos de tener presente que toda superficie que queramos enfriar o calentar, siempre va a tener la misma forma, por mucho que cambien las dimensiones, y es que siempre será un cubo con mas forma cuadrada o rectangular (comúnmente esta última) pero un cubo con tres dimensiones.

Las dimensiones que deberemos tener pues en cuenta para poder calcular correctamente las frigorías que deberá tener nuestro futuro aparato de aire acondicionado son: altura, anchura y profundidad. Como cualquier ejemplo es bueno, vamos a emplear el comedor anterior con la siguientes dimensiones, una anchura de 5 metros, una longitud / profundidad de 12 metros y una altura de tres metros. Para quienes no recuerden correctamente las fórmulas matemáticas, lo que queremos conseguir no es más que el volumen de espacio que vamos a enfriar, por tanto utilizaremos la fórmula de ancho x profundo x alto = 5 x 12 x 3 = 180 metros cúbicos a enfriar.

Cuando ya tenemos este cálculo realizado deberemos tener en cuenta aspectos extra como si estamos viviendo en una zona especialmente calurosa con muchas horas de sol directo, si estamos en un bajo o primer piso con locales comerciales abajo donde provoca que el calor suba con mayor facilidad, etc., esto nos podrá hacer declinar la balanza hacia un valor superior o no pero como valor aproximado podemos utilizar el resultado del volumen de nuestra estancia multiplicado por 22.

Siguiendo con el ejemplo anterior, nuestra superficie de 180 metros nos recomendaría utilizar una potencia de frigorías del entorno de las 3.960 frigorías.

Con el cálculo que acabamos de ver en el punto anterior, podríamos estar ya en disposición de mantener el mismo procedimiento con el resto de nuestro hogar, concretamente de las estancias donde queramos aplicar frío directo, en casos como las habitaciones, comúnmente se recomienda situarlo en el pasillo que da acceso a las mismas y para ello lo que se hace es calcular el volumen no sólo del pasillo, sino aplicando un % de más para dar por hecho que se dejarán las puertas abiertas con el fin de que el aire frío circule hacia las habitaciones y por tanto se vaya del pasillo, haciendo de este modo necesario una potencia algo superior a la que el volumen puro del pasillo nos diría o recomendaría.

¿Qué más hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar un sistema de aire acondicionado?

Como la mayoría de productos, un buen sistema de aire acondicionado depende de una maquinaria interna y de calidad, algo que no solamente lance aire frío sino que nos de la seguridad que lo podrá hacer durante tiempo y al ritmo que esperamos. Es por ello que al igual que ocurre en el sector del automóvil, existen diferentes marcas que por su larga trayectoria y por los buenos resultados que han dado sus productos en el pasado, se han conseguido ganar un puesto como marca recomendada por instaladores, es por ello que a continuación vamos a nombrar únicamente alguna de las mismas.

Daikin, Mitsubishi Electric, Mitsubishi Heavy Industries, Fujitsu o LG son algunas de las más instaladas en la actualidad, y lo cierto es que especialmente Mitsubishi han conseguido demostrar que sus productos son de gran calidad en este sector y que no hay problema en compartir marca de coche con aire acondicionado si el trabajo en ambos casos es igualmente perfeccionista y de calidad.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *